Artículos 2

Los diferentes ámbitos que toma la geografía en un escenario actual: el imperialismo de Rusia

Por Carmina Valero

Introducción

La geografía tiene un gran impacto en el mundo actual y más en el ámbito de las relaciones internacionales, por el mundo globalizado en el que nos encontramos inmersos. Tomando diferentes aspectos en los escenarios actuales, tal como en el caso de la anexión de Crimea a Rusia, un tema que causo polémica a nivel internacional; y está teniendo diferentes repercusiones en el ámbito económico y político, entre occidente y oriente. Así, dicho tema es de interés y preocupación actual muy apuntada, debido a las mencionadas repercusiones actuales y futuras.

La forma de analizar dicho caso será desde el enfoque geopolítico y geoeconómico, a partir de las noticias que se fueron dando al paso del conflicto, tomando el aspecto general de las noticias, donde cualquier punto de vista aportado es de carácter personal. Asimismo el conflicto es desarrollado desde su comienzo, hasta las últimas noticias que se han presentado; no obstante, no se presenta información estrictamente detallada, ya que el objetivo del trabajo es dar una pequeña aproximación de las repercusiones en los ámbitos antes mencionados. Se utilizará la escala geográfica como estructura organizativa, que nos permitirá entender mejor el problema. Después se encontrará cierta relación con varios autores que se vieron durante el curso en relación al tema.

Reflexiones anteriores al análisis del tema

Ratzel señala que la geografía política se ocupa de estudiar las relaciones de la humanidad con el territorio, llegando a concebir el Estado como un organismo territorial, donde el espacio del Estado debe crecer con su cultura, siguiendo las manifestaciones de la población; presentándose dicho crecimiento con la anexión de otros Estados, donde la lucha por el crecimiento es dado por la absorción de secciones políticamente importantes, guiado por unos ímpetus superiores, sobre otros inferiores, con la ambición de preservar más vida del espacio (Rosales, 2005, pág. 16).

Dicho lo anterior, un ejemplo de geografía política, con la concepción de Ratzel, es el caso de Crimea, península ucraniana, y su anexión a la nación rusa, donde la misma población de Crimea manifestó su deseo por anexarse al territorio ruso, por sus orígenes culturales y por la misma influencia de Rusia en el proceso; donde vienen inmersos distintos factores por ser una región estratégicamente importante,principalmente económica. Alrededor de este acontecimiento, surgen conflictos políticos y económicos entre oriente y occidente, por tener ambas partes intereses económicos en Crimea y en sí en Ucrania. Asimismo la problemática se puede vincular en su aspecto geopolítico con la concepción de Taylor (1993) ya que menciona que la geopolítica es el “estudio de la distribución geográfica del poder entre los Estados en el mundo, especialmente de la rivalidad entre las principales potencias” (pág. 313). Sin embargo, este conflicto también refleja un aspecto geoeconómico, ya que éste toma aspectos espaciales de recursos económicos (Saxe-Fernández, 1996).

Para entender todo este proceso hay que entender los factores geográficos, culturales, económicos y políticos que llevaron a dicha anexión, a la destitución del ex presidente de Ucrania, Viktor Yanukóvich, y también al conflicto entre oriente y occidente.

Los pasos del poder y los intereses en dos hemisferios

El movimiento que comenzó a surgir en Ucrania, en noviembre del 2013, fue algo inesperado, ya que de pronto se dio la noticia de que se buscaba destituir al presidente en curso, Víktor Yanukóvich, por no estar de acuerdo en la toma de sus decisiones. Sin embargo, para entender esto, como se mencionó anteriormente, hay que conocer a mayor profundidad las condiciones en que se encontraba el país, ya que vienen inscritos muchos factores, necesarios para entender la situación. La región de Crimea, que es parte de Ucrania, está situada entre la Unión Europea (UE) y Rusia.

La región ucraniana está dividida por dos culturas, con intereses diferentes. Partiendo del río Dniéper, por la parte noroccidental predomina la cultura ucraniana: nacionalista, de mayoría rural, donde la lengua y la religión son ucranianas y donde hay enormes afinidades históricas y políticas con el resto del continente europeo. Mientras del lado sudoriental predomina una cultura rusa: trasnacional, industrializada, donde sólo se habla ruso, fiel al patriarcado de Moscú y con afinidades históricas naturales con Rusia (Matos, 2013).

Las principales diferencias entre ambas partes del territorio ucraniano son que la parte sudoriental de Ucrania es industrializada y tiene más poder adquisitivo, así mismo predominan los servicios y la economía secundaria. Mientras que en la parte noroccidental abunda la economía primaria, donde la agricultura es la principal actividad económica. Es así como las regiones del norte y occidente de Ucrania se enfocan a las ideas nacionalistas y el  prácticamente toda la región sudoriental es más a fin a ideas por la preservación de identidades regionales sin la necesidad de apelar a separatismos, y en menor cantidad ideas comunistas (Matos, 2013).

Se mencionó que la región de Crimea es una sección políticamente importante; debido a que Crimea cuenta con un puerto que además de dar una salida al Mar Negro a Rusia, es una región clave para que Rusia cruce parte de los gasoproductos a países de la UE, “30% of the EU’s gas comes from Russia” (National Geographic, 2013; citado en Sicilia, 2014).

Conociendo un poco la situación geográfica e ideológica, se mencionará la causa inicial del conflicto ucraniano, que fue El Acuerdo Asociación de Ucrania con la Unión Europea, constando cómo su nombre lo dice, en asociarse con la UE. Ante esto, el presidente en turno, Viktor Yanukóvich el 21 de noviembre de 2013, se negó a firmar dicho acuerdo, “pese a años de negociaciones encaminadas a la integración de Ucrania con el bloque de 28 naciones” (BBC Mundo, 2014); en cambio, optó por reforzar las relaciones con Rusia (El País, 2014).

Después de dichos acontecimientos, se dispararon protestas de ucranianos pro europeístas que exigían que siguiera adelante el acuerdo de Asociación con la UE. Ya que la situación económica del país ucraniano es señalada como en crisis. Hallándose como los principales manifestantes, la Zona de Kiev y el oeste de Ucrania, donde hay una mayor afinidad con la UE.

Ante esto Matos (2013) señala que Bruselas era el mayor interesado en la incorporación de Ucrania a sus filas por lo que implicaba el acceso al mercado agrario potencialmente más rentable del planeta; como se mencionó anteriormente en la parte noroccidental de Ucrania predomina la actividad agrícola. Por esto mismo,no debería sorprender, pues, que las elites políticas del oeste del país, así como las asociaciones agrarias, busquen la adhesión de Ucrania la UE, pues la cantidad de recursos que entrarían mediante la Política Agrícola Común —que representa casi la mitad del presupuesto de la UE— en esas regiones sería una cornucopia política (Matos, 2013).

No obstante, en dicho acuerdo, se incluían intereses no sólo económicos, sino también políticos; dónde se establecía la liberación de Timoshenko rival política de Yanukóvich, encarcelada por motivos políticos en 2011 puesta como una de las condiciones por la UE para firmar el acuerdo de asociación con Ucrania; cual cláusula Yanukóvich, negó rotundamente. Pese a esto, otro de los destacados participantes en contra de la decisión tomada por Yanukóvich es Arseniy Yatsenyuk, líder parlamentario del segundo partido más grande del país, Patria, y aliado de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, de la parte noroccidental; donde los manifestantes en mayor parte eran estudiantes provenientes de Lviv, Ternópil, Drogóbich, Lutsk, Ivano-Frankisk, Rivne: ciudades que se encuentran, todas, en la Ucrania occidental (Matos, 2013; BBC Mundo, 2014).

Con lo anterior, se puede señalar que Ucrania se encuentra dividida por un lado el apoyo a Yanukóvich (parte suroriental) afines a Rusia, y por el otro el apoyo a Timoshenko (parte noroccidental) afines a la UE).

Las protestas ante el gobierno ucraniano cada vez crecían más por parte de sus habitantes, por la UE o por Moscú, ya que la UE mantenía abierta la opción de firmar el acuerdo de asociación, pero rechazaba la propuesta de Kiev de poner en marcha un diálogo a tres bandas con Rusia. Mientras que Moscú aseguraba que no revisaría acuerdos energéticos con Ucrania si se firmaba el tratado con la UE. Fue así como las fuerzas opositoras ante la preferencia que se le daba a Rusia, toman la plaza de la Independencia y piden la dimisión de Yanukóvich y su Gobierno el 1 de diciembre de 2014, 7 días después la multitud ante la inconformidad bloquea el Barrio Gubernamental y derriba una estatua de Lenin, en muestra de su inconformidad con el gobierno (El País, 2014).

Sin importar esto, el 17 de diciembre de 2013 Putin y Yanukovich cierran en Moscú un acuerdo económico, con la concesión de ayuda económica y una rebaja sustancial del precio del gas ruso; ante dicho acuerdo la oposición días después crea la Unión Popular “Maidán (Plaza)” y exige elecciones anticipadas y la reforma constitucional. A partir de entonces, la protestas se vuelven violentas, hasta llegar a prenden fuego a los autobuses de la policía y lanzar cócteles molotov; la policía atacando con balas de goma, gas lacrimógeno y cañones de agua. Ocasionando varias muertes en los días siguientes (BBC, 2014).

Fue esto lo que llevó a que el 22 de febrero de 2014 se anunciara la destitución del presidente, se ordenara la liberación de la ex primera ministra, Yulia Timoshenko (enemiga política de Yanukóvich) y se nombraran varios cargos representantes de la oposición. Al nuevo presidente del Parlamento, Alexándr Turchinov, mano derecha de Timoshenko (El País, 2014).

Desde el punto de vista constitucional, menciona Bonet (2014) que la “destitución” del presidente es más que cuestionable, ya que además de una mayoría de dos tercios de la cámara (450 diputados), se requiere también la formación de una comisión investigadora de los motivos por los que se pretende destituirlo. Ante lo cual, Yanukóvich había abandonado el país esa misma mañana calificando lo que estaba sucediendo en Kiev como “golpe de Estado” y “vandalismo”.

Ante esto, en el exterior del país, la canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente ruso, Vladimir Putin, hablan por teléfono y se manifiestan a favor de la unidad nacional de Ucrania. Moscú, no obstante, llama a consulta a su embajador en Kiev y sigue defendiendo sus intereses propios con Ucrania (RTVE, 2014).

Fue así como desde la caída del gobierno de Viktor Yanukóvich las divisiones internas del país se presentaron en un nuevo teatro: Crimea. La relación entre Crimea y la “Madre Rusia”, como la llaman aquellos habitantes de la península que sienten su corazón más cercano a Moscú que a Kiev, es compleja y no obedece a mapas o fronteras demarcadas sino a factores más sutiles como vínculos étnicos, tradición, lenguaje e historias de un pasado glorioso, guerras y deportaciones masivas, menciona BBC (2014); sumando que “la mayoría de los ciudadanos de Crimea son étnicamente rusos. En concreto un 58%, frente a un 32% de ucranianos y un 10% de tártaros, según el último censo nacional de 2001” (rtve, 2014). Y la región tiene una ubicación geoestratégica clave de la península en el Mar Negro, ruta de intercambios comerciales globales y ductos que transportan petróleo y gas de Oriente a Occidente (BBC, 2014).

No obstante, Rusia siguió advirtiendo a “forzar a Ucrania a elegir” entre Bruselas y Moscú, aumentando la tensión en la región. Poniendo en alerta al ejército en las zonas fronterizas con Ucrania. Un día después, el 28 de febrero, la tensión dio un paso más, presentándose hombres armados, uniformados pero sin identificar, estableciendo controles en los aeropuertos de Simferópol y Sebastopol (RTVE, 2014).

Después de esto, RTVE presenta que Ucrania pidió el amparo del Consejo de Seguridad de la ONU y acusó a Rusia de invasión y ocupación armada aunque Moscú negó la implicación de sus soldados. Asimismo, las mismas autoridades de Crimea, ante la situación, pidieron ayuda a Rusia solicitando restablecer la paz y la tranquilidad. Como respuesta, el Senado ruso autoriza a Putin a desplegar tropas si es necesario.

Fue así como el conflicto con Ucrania se tensó más, debido a que Putin aceptó la creación de un grupo de contacto internacional para tratar la crisis de Crimea. Mientras, Obama advirtió de las graves consecuencias y costes de la intervención militar e invitó a que retirara las tropas. La UE y EE.UU. amenazaban con sanciones a Rusia si no retiraba sus tropas de Crimea; fue así como se llegó a considerar una verdadera crisis política, que aunque no era una confrontación armada, la situación sí era peligrosa. Ante esto, EE.UU. ofreció a las nuevas autoridades de Kiev una ayuda de 1.000 millones de dólares. Mientras que la comisión Europea ofreció a Ucrania 11.000 millones de euros en ayuda (2014).

Con esto se puede ver que en el conflicto las partes en “guerra” eran Rusia contra la UE y EE.UU. ambos interesados en Ucrania. La UE pide que se firme aceleradamente el acuerdo con Kiev, y al mismo tiempo en Crimea el Parlamento independiente vota a favor de un referéndum para la anexión a Rusia. Frente a esto Obama dice que dicha situación es ilegal.

Pese a esto, el 16 de marzo se hizo dicho referéndum y cerca de un 83% de la población de Crimea participó en él, en el cual un 96,7% de la población de Crimea votó a favor de la unificación con Rusia, provocando respuesta de rechazo y medidas sancionadoras por parte de EE.UU. y la UE.

Moscú reafirmó la legalidad del referéndum, firmando un día después el reconocimiento de la Independencia de Crimea, para el 18 de marzo, Putin declaró que “Crimea siempre ha sido parte de Rusia” y el 21 de marzo ya se había firmado la ley que completaba la adhesión de Crimea. Como respuesta, la UE y Ucrania firmaron los capítulos políticos del Acuerdo de Asociación (RTVE, 2014).

Ante esto, los presidentes del grupo de países industrializados llamado G7 , señalaron que no reconocerían los resultados de la votación (BBC, 2014). Las consecuencias de la anexión fueron que, Rusia fue expulsada del grupo G8; el grupo global de países industrializados líderes, se canceló una conferencia planeada para junio en Sochi; la ONU criticó la anexión rusa de Crimea y la OTAN suspendió su cooperación con Rusia. A lo cual, Moscú advirtió a Kiev que no atacara a los activistas rusos situados en Ucrania, exigiendo votaciones populares por la separación de Ucrania, o amenazó con una guerra civil (Birkenstock, 2014).

Ante esto, se siguieron presentando ataques violetos en Ucrania entre pro rusos y pro ucranianos. Fue así como EE.UU., la Unión Europea y Ucrania

decidieron sellar un acuerdo el 17 de abril en el que convinieron disolver las milicias irregulares pro rusas que se han sublevado contra el gobierno ucraniano a cambio de promesas de amnistía y más autonomía para las regiones ruso hablantes del este de Ucrania; ante lo cual EE.UU., Ucrania y la UE consideraron que Rusia no estaba dando pasos para cumplir el acuerdo, ya que seguía propiciando el desorden en Ucrania, con manifestaciones pro rusas y conflictos violentos con la policía y grupos que no fueran pro rusos; por lo que decidieron incrementar la presión sobre el Kremlin con nuevas sanciones (El mundo, 2014).

Presentándose como última noticia sobre la situación actual de Ucrania, menciona AFP, AP, Reuters, Dpa y Xinhua, en el periódico la Jornada, que las regiones de Donietsk y Lugansk convocaron el 11 de mayo a consulta a sus ciudadanos para saber el futuro de dichas regiones, que buscan independizarse de Ucrania, después de que grupos armados de ruso hablantes se rebelaron contra las autoridades ucranias pro occidentales. Las respuestas apuntan a una decisión positiva de la población; sin embargo Ucrania, y en sí el occidente, marcan dichas respuestas como “farsante”; no obstante, se espera a que el lunes (19 de mayo), se dé la respuesta definitiva, y se señale si será una declaración soberana e independiente o dichas regiones pasaran a anexarse a Rusia (2014).

No obstante, el periódico el País menciona que el objetivo de Putin nunca ha sido el control ruso sólo de Crimea, sino que busca apoderarse de todo Ucrania, por temor a un vecino moderno, democrático y con éxito que socave con su ejemplo la autoridad de su “democracia tutelada” (2014). Así pues, Rusia intentando apoderarse de Ucrania oriental, occidente reacciona. El presidente de EE.UU., Barack Obama, y la canciller alemana, Ángela Merkel, escenificaron en Washington su unidad respecto a la crisis ucraniana y lanzaron una amenaza conjunta a Rusia de golpear a sectores enteros de su economía si pone en peligro la celebración de las elecciones del 25 de mayo en Ucrania (El mundo, 2014).

De esta manera Bolívar (2014) cree que el objetivo de la intervención militar encubierta de Rusia es desestabilizar a Ucrania a largo plazo recurriendo a unos “disturbios” orquestados para deslegitimar a corto plazo las elecciones presidenciales del 25 de mayo, lo que impediría la consolidación del orden político pos-Yanukóvich. No obstante, todas la sanciones que ha puesto el occidente a Rusia no pasan de quitarle la visa a unos cuantos políticos o personas importantes de Rusia, ya que Rusia es la principal proveedora de petróleo y gas de los países aliados OTAN en Europa. Un retiro del sistema de pagos en dólar de Rusia sería fatal financieramente para EE.UU.

Consideraciones finales y conclusiones

Marcando énfasis en un análisis con cierto grado económico podemos encontrar que de un lado, como se fue viendo a lo largo de la problemática, se concentra el poder occidental de EE.UU. y la UE y del lado oriental, el poder de Rusia, pese a esto ambos tienen intereses económicos muy marcados en la región de Ucrania y Crimea. Si bien Rusia ya logró la anexión de Crimea a su nación, esto ya es ganancia económica, la misma que se busca con mayor parte de Ucrania, que es una zona comercial estratégica (como Crimea) por la facilidad para exportar gasoproductos hacia el occidente, debido a que el territorio formando parte del mismo país reduciría los gastos económicos de exportación, debido a su función como puente de transportación. Dicha situación no es conveniente para occidente, es decir, a EE.UU., ya que siendo el país más poderoso del planeta, se mueve por intereses económicos, los cuales son la “introducción de mercados, la seguridad, la ley y el orden, la garantía del derecho de propiedad y el libre movimiento de mercancías, trabajo y capital por todo el mundo”, menciona Sala (2003); por consiguiente, a EE.UU. no le conviene esta expansión del mercado de Rusia, debido a que Rusia toma mejor posicionamiento en el mercado, y se beneficia más, afectando a EE.UU., ya que Rusia es un país, también, muy poderoso, y en un momento se podría posicionar mejor que los mismos EE.UU.

Por lo anterior, EE.UU. apoya a la Unión Europea en su interés por Ucrania, donde la UE también está protegiendo sus intereses económicos, debido a que la región ucraniana, pese a que se encuentra en crisis, es una región estratégica para el comercio e intereses militares. Sumando que tiene buena producción agrícola, y como menciona Castells, éste puede ser un modo de desarrollo, llegando a “fomentar la productividad en el proceso de producción” (1999, pág. 11), en el modo de producción capitalista; no obstante, esta protección tiene un interés propio, así como cualquier país que se encuentre apoyando a la región ucraniana.

Sin embargo, las sanciones ante Rusia, como se vio anteriormente, por parte de occidente han llegado a afectar, pero sólo un poco, debido a que la UE “depende en gran parte de los suministros energéticos y comerciales con este país” (Moreno, 2014) y dicho esto no puede frenar su economía, ya que saldría afectada también la parte occidental.

Saxe-Fernández destaca los cruces entre la geoeconomía y la geopolítica afirmando que “dentro de los bloques las consideraciones políticas y de seguridad tienden a afectar y permear las de orden estrictamente económico” (1996, pág. 7); con esto Saxe-Fernández quiere dar a notar que lo político siempre afectara en lo económico (por la globalización económica).

No obstante, en el caso que se está analizando se puede notar que el interés de Rusia desde siempre fue económico, y está usando su poder político, para poder llegar a permear en sus intereses, tomando en cuenta el tiempo de rotación de capital (TRK) que menciona Harvey, donde el tiempo de producción y el tiempo de circulación se deben optimizar, el lineamiento que está siguiendo Rusia, no es otro más que éste (1998), para beneficio propio.

Asimismo se marca que la polémica claramente muestra cómo se mueven las relaciones internacionales en los conflictos geopolíticos, bien lo dice Agnew, debido a la globalización (2006). En este caso EE.UU. (apoyando a la UE), en deseos de expansión económica, pensando en no dejar paso abierto a otro poder, es decir Rusia. Se relaciona con los países afines, para poder protegerse en conjunto y actuar en conjunto.

Dodds menciona que “the process of globalization, regionalism and geopolitical fragmentation are exposing new callengs for geopoliticis” (2000, pág. 27); dicho lo anterior, el proceso de globalización económica que está permeando a gran escala en el mundo, y sus repercusiones geopolíticas se pueden notar en el tema que se está analizando, ya que todos los movimientos de parte de EE.UU. y la UE y la contraparte, Rusia, son efectuados por sus intereses económicos propios, con la intención de crecer, económicamente, mediante movimientos políticos.

Dicho esto, Putin quiere seguir expandiéndose a territorio ucraniano, para tener más territorio estratégico comercial, Harvey (1998) menciona que la principal forma de dominación territorial es el comercio), presentando inestabilidad en Ucrania e insistiendo en las fuerza prorrusas que se encuentran en Ucrania, lo que queda ahora ver es qué pasará con territorio ucraniano, ¿podrá Putin anexar más territorio a Rusia?

Taylor menciona que una de las funciones clave de las fronteras de los Estados consiste en impedir que los conflictos políticos se desborden al antojo de los perdedores y se conviertan en conflictos a escala global. Pero también es posible que las mismas fronteras sean cuestionadas políticamente, y el caso más claro lo constituyen las revueltas que se producen actualmente en la Europa oriental después del derrumbe del comunismo (pág. 37-8)

Dicho esto se puede ver la ambición de Rusia por extenderse con fines económicos es muy fuerte, tanto que reconoce a la parte sur y este de Ucrania como Novorossiya (Nueva Rusia), nombre que se usaba en el siglo XVII a dichos territorios (Clark, 2014), y haciendo referencia con lo que menciona Taylor, Rusia busca un reacomodo geográfico, para mayor dominación económica.

Con esto se puede notar que Rusia tiene intenciones de reavivar el imperio que alguna vez fue; pese a esto, se está reanimando la guerra fria. Notándose con las manifestaciones diplomáticas y políticas, donde cada país, como se ha ido mencionando, defiende sus intereses.

Lo que se quiere señalar con estas observaciones, es que posiblemente la ambición de Rusia por expandirse puede llegar a sostenerse tal como quiere la nación. De esta manera se cree que a pesar de que EE.UU. es el país más poderoso, Rusia podría llegar a cumplir sus objetivos debido a su gran poder, colocar en una mejor posición mundial.

Las manifestaciones geográficas que se pudieron destacar en este trabajo se cree que son muy relevantes, porque de otra manera no se podrÍa entender el conflicto, ya que para situarnos en un lugar, como dice Harvey, en tiempo y espacio, se necesita hacer referencia a la representación de los mismos para poderse entender en un todo (Harvey, 1998).

Sin embargo, esta problemática actual se está viendo desde el ámbito político y económico, por las partes que lo involucran; pero sería bueno que dichas partes consideraran un poco el ámbito ecológico de la situación, que se le diera un énfasis en buscar nuevas fuentes de energía que no vengan del petróleo, debido a que este es un recurso no renovable, pese a esto se acabará, y como lo menciona Hardin (1968), causará una pérdida que perjudique a ambas partes del conflicto, es decir, la tragedia de los comunes.

Se sabe que ambos intereses están regidos por un modo de producción capitalista y ambos buscan la maximización de su beneficio. Pero todos deberían empezar a tomar un poco de conciencia de los riegos que traerán a largo plazo la explotación de los recursos.

Ahora, sólo queda esperar a ver qué surgirá en un futuro no muy lejano, ¿será que Rusia logre controlar más parte de territorio ucraniano?, y en un poco más de tiempo, elevarse aún más como potencia, o ¿será qué EE.UU. pueda poner un alto a los deseos del resurgimiento del imperio ruso? Como se dijo sólo queda esperar, aunque no estaría mal que la globalización económica, apuntadamente capitalista, tomará otro mando.

Bibliografía

Afp, A. R. (12 de mayo de 2014). Masivo apoyo en el este de Ucrania a la independencia, afirman separatistas. Recuperado el Mayo de 2014, de La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/2014/05/12/mundo/024n1mun

Agnew, J. (2006). Entre la geografía y las relaciones internacionales. Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal , 85-98.

BBC. (16 de marzo de 2014). Crisis en Ucrania: el referendo que decidirá si Crimea se une a Rusia. Recuperado el mayo de 2014, de Animal político: http://www.animalpolitico.com/2014/03/crisis-en-ucrania-el-referendo-que-decidira-si-crimea-se-une-rusia/#axzz31OE5xJqG

BBC Mundo. (20 de febrero de 2014). Cinco preguntas para entender lo que pasa en Ucrania. Recuperado en abril de 2014, de BBC Mundo: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/01/140126_ucrania_claves_protestas_az.shtml

BBC. (15 de marzo de 2014). Ucrania: por qué importa lo que pasa en Crimea. Recuperado en abril de 2014, de BBC: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/02/140227_ucrania_crimea_importancia_etnias_mz.shtml

Birkenstock, G. (05 de mayo de 2014). Ucrania: Las etapas de un conflicto. Recuperado en mayo de 2014, de DW: http://www.dw.de/ucrania-las-etapas-de-un-conflicto/a-17613670

Bolívar, R. (05 de mayo de 2014). Ucrania: ¿La batalla final entre EEUU y Rusia? Recuperado eln mayo de 2014, de América Latina en movimiento: http://www.alainet.org/active/73488&lang=es

Bonet, P. (23 de febrero de 2014). La calle derriba al régimen ucranio. Recuperado en abril de 2014, de El país: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/02/22/actualidad/1393048090_269901.html

Castells, M. (1999). La Era de la información. Economía, sociedad y cultura. México: Siglo XXI Editores.

Clark, D. (30 de abril de 2014). Putin crea un imperio nuevo, no una nueva Guerra Fría. Recuperado en mayo de 2014, de CNN México:

http://mexico.cnn.com/opinion/2014/04/30/opinion-putin-crea-un-imperio-nuevo-no-una-nueva-guerra-fria

Dodds, K. (2000). Geopolitics in a changing world. England: Prentice hall.

El mundo. (03 de mayo de 2014). Estados Unidos insta a Rusia y Ucrania a restablecer el orden tras la tragedia de Odessa. Recuperado en mayo de 2014, de El mundo: http://www.elmundo.es/internacional/2014/05/03/5364682ee2704e64078b456b.html

El País. (22 de gebrero de 2014). Cronología de la crisis en Ucrania. Recuperado en abril de 2014, de El País: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/02/20/actualidad/1392914591_396011.html

Enciclopedia libre universal en español. (28 de enero de 2013). Ucrania. Recuperado en mayo de 2014, de http://enciclopedia.us.es/images/thumb/a/a0/Localizaci%C3%B3n_del_Oblast_Odesa_(Ucrania).png/400px-Localizaci%C3%B3n_del_Oblast_Odesa_(Ucrania).png

Fleischman, L. (2 de abril de 2014). Rusia, el problema ignorado de América Latina. Recuperado en mayo de 2014, de El canal: http://esblog.panampost.com/luis-fleischman/2014/04/02/rusia-el-problema-ignorado-de-america-latina/

Hardin, G. (1968). The Tragedy of Commons [La tragedia de los comunes]. 162 , 1243-1248. (H. B. Sánchez, Trad.) México: Instituto Nacional de Ecología.

Harvey, D. (1998). Tiempo y espacio como fuentes del poder social. En D. Harvey, La condición de la posmodernidad. Investigación sobre los orígenes del cambio cultural. (págs. 251-266). Argentina: Amorrortu Editores.

Matos, R. (19 de diciembre de 2013). ¿Qué pasa en Ucrania? Recuperado en abril de 2014, de Paradigmas: http://www.paradigmas.mx/que-pasa-en-ucrania/#_ftn1

Moreno, M. (23 de marzo de 2014). La guerra económica con Rusia podría tener un alto costo para Europa y Estados Unidos. Recuperado en mayo de 2014, de El blog salmón: http://www.elblogsalmon.com/economia/la-guerra-economica-con-rusia-podria-tener-un-alto-costo-para-europa-y-estados-unidos

Rosales, G. (. (2005). Geopolítica y geoesrtategia liderazgo y poder. Bogotá: Instituto de Estudio Geoestratégicos.

rtve. (25 de abril de 2014). Cronología de la crisis en Ucrania. Recuperado en sbril de 2014, de RTVE:

http://www.rtve.es/noticias/20140424/cronologia-crisis-ucrania/881602.shtml

Sala, X. (14 de enero de 2003). Los intereses económicos Norteamericanos. Recuperado en mayo de 2014, de salaimartin: http://salaimartin.com/mass-media/newspaper-articles/372-los-intereses-economicos-norteamericanos.html

Santacruz, J. (23 de febrero de 2014). Oro y Finanzas. Recuperado en abril de 2014, de El derrocamiento del presidente Yanukovich en Ucrania deja al descubierto su patrimonio en oro: http://www.oroyfinanzas.com/2014/02/yanukovich-ucrania-patrimonio-oro/

Saxe-Fernández, J. (1996). Los cruces de la geopolítica y la geoeconomía de capital. En P. González, & J. (. Saxe-Fernández, El mundo actuall: situción y alternativas (págs. 75-90). México: UNAM-Siglo XXI.

Sicilia, A. (19 de marzo de 2014). Mapas y Gráficos para comprender la crisis de Ucrania. Recuperado en mayo de 2014, de Principia Marsupia: http://www.principiamarsupia.com/2014/03/19/mapas-y-graficos-para-comprender-la-crisis-de-ucrania/

Datos y reflexiones sobre la influencia de la obsolescencia programada durante el siglo XX

Por Francisco Torres Castillo

 

La obsolescencia programada, considerada como el motor secreto de nuestra sociedad de consumo, ha tenido una creciente presencia en el mundo a partir los años 20, cuando se empieza a acortar intencionalmente la vida de los productos con el fin de estimular el consumo y con ello a la economía, produciendo muchas más cosas y beneficiando principalmente a los empresarios.

Por poner un ejemplo de la llamada obsolescencia programada, mencionemos el caso de la fabricación de bombillas eléctricas, las cuales eran fabricadas en un principio para tener una duración de hasta dos mil quinientas horas. Después, para estimular el consumo del producto y luego de una serie de experimentos, se logró fabricar bombillas eléctricas con una duración de tan sólo mil horas, menos de la mitad del tiempo de duración que inicialmente tenían.

Hasta mediados del siglo XX, se vivía con una filosofía que argumentaba que un producto que no se desgastaba sería un desastre para los negocios, incluso se llegó a proponer una llamada “obsolescencia programada obligatoria”, la cual ponía una fecha de caducidad a los productos, después de la cual, serían considerados legalmente muertos y sus poseedores debían renovarlos, llevando los productos viejos a una agencia del gobierno para su destrucción, de no hacerlo, serían multados por infringir la ley. Afortunadamente este sistema no se llegó a poner en práctica.

Llegados los años 50s y con un crecimiento económico y demográfico considerable en el mundo occidental, el pensamiento cambió un poco, y ahora en vez de tratar de obligar al consumidor a elevar sus compras, se le trataba de persuadir mediante el marketing. Esta filosofía de pensamiento se viene arrastrando hasta nuestros días, ya que constantemente vemos que la mercadotecnia por medio de las revistas, el radio y principalmente la televisión, nos dice que debemos usar cierto producto de una determinada marca para vernos bien, ser exitosos o adquirir un cierto estatus social. Aquí el gran problema es que los consumidores, en su mayoría desinformados, se ven seducidos por las campañas publicitarias y caen en un círculo vicioso de “comprar, tirar, comprar”.

La obsolescencia programada está incluso presente en productos como ropa o calzado. Tenemos el caso de las medias, en el cual los mismos científicos que se esforzaban por crear un nylon resistente y de larga duración, se esforzaron luego por hacerlo cada vez más fino y desechable, lo que estimulaba a la compra frecuente del producto.

La ética dentro del mundo consumista se dejó completamente marginada, y todo se movía alrededor de los intereses de los empresarios y el sistema capitalista de occidente, no considerando los daños causados al medio ambiente y a los consumidores, fabricando productos cada vez menos duraderos.

Durante las últimas décadas del siglo XX, se llegó a pensar en algún momento que el comunismo llegaría a vencer al capitalismo, de haber ocurrido lo anterior, la obsolescencia programada no tendría cabida alguna en el sistema, ya que al vivir en un estado con una economía regulada por el estado, se volvería inútil estimular el consumo acelerado de productos y el beneficio de las grandes empresas. Pero en caso de haber surgido el comunismo como sistema hegemónico en el mundo, habría traído consigo desventajas como la existencia de mercados ineficientes debido a la baja o nula competencia entre los países.

Dentro del mundo comunista, se llegaron a crear por ejemplo lavadoras o bombillas eléctricas de muy larga duración, las cuales obviamente fueron rotundamente rechazadas por occidente y, tras la caída del muro de Berlín en 1989 estos productos fueron eliminados del mercado, quedando solamente para su exhibición en los museos.

Veinte años después de la caída del muro de Berlín y el triunfo del capitalismo sobre el socialismo, el consumismo se dispara considerablemente, pero los consumidores ahora están dispuestos a luchar contra él. Existe mucha gente que trata de luchar independientemente contra la obsolescencia programada; por ejemplo, desarrollando softwares que aumentan la duración de los productos electrónicos.

Por mencionar un caso de obsolescencia programada ya durante el siglo XXI, tenemos el del ipod de Apple, el cual contaba con una batería de litio de corta duración que al pasar un periodo corto de tiempo, debía ser remplazada. El problema era que la batería no podía remplazarse por sí sola sino que se tenía que volver a comprar todo el producto. Apple incluso fue demandada y ofreció descuentos en productos de la marca a los perjudicados, cosa que igual siguió beneficiando a la empresa y al consumismo.

Pero dentro de todo este mundo de consumismo y poca ética por parte de los empresarios, tenemos también algunas excepciones. Destaca el caso de Warner Phillips, quien cree que no es contradictorio dirigir un negocio rentable y crear productos de alta calidad y durabilidad. Este empresario incluso ha creado recientemente una bombilla led de 25 años de duración. Phillips toma en cuenta también algunos de los gastos ocultos en la producción de bombillas, como los costos de transporte y el petróleo (recurso no renovable) que gastan los camiones. Si tomamos en cuenta todos esos detalles que usualmente no son considerados, entonces, los costos se multiplicarían considerablemente.

Si a todos los empresarios se les impusiera una multa por el daño que sus fábricas y procesos de producción causan al medio ambiente, la obsolescencia programada y los daños al medio ambiente tendrían una gran disminución, ya que al empezar a pagar por los daños causados, seguramente se tendría más cuidado de no contaminar tan excesivamente recursos como el aire o el agua.Se cree que en un futuro el consumismo desmesurado puede llegar a colapsar la economía. Además, algunos investigadores aseguran la existencia de una relación inversamente proporcional entre el consumo y la felicidad de las personas, contrario a lo que la mercadotecnia nos dice todo el tiempo.

Para finalizar, podemos decir que la obsolescencia programada es un gran problema pero es en cierta medida necesaria, ya que trae como consecuencia estímulos en la economía. El problema se presenta cuando los consumidores caen en un consumismo compulsivo y afectan al medio ambiente al desechar sus productos en un tiempo casi inmediato al que fueron adquiridos. Estos productos además, muchas veces van a parar como artículos de segunda mano a países del tercer mundo (países africanos como Ghana, por poner ejemplo), en donde se hace un esfuerzo por repararlos, pero aún así, un alto porcentaje de estos son irreparables y se quedan en el país como desechos, lo que hace que los países marginados se conviertan en el “basurero del mundo capitalista”.

La educación ambiental es algo que debería implementarse desde pequeños en las escuelas, para dar con esto el primer paso hacia la creación una sociedad consciente de los problemas que tenemos en cuanto al ecosistema y los recursos que nos proporciona la naturaleza. Además, debemos informarnos para lograr ser críticos a la hora de seleccionar que productos comprar y no dejarnos influir tan fácilmente por la publicidad que nos bombardea diariamente a todos, sin excepción.

Bibliografía Dannoritzer, Cosima (2010) Comprar, tirar, comprar

LA INDUSTRIA DE LA MODA: UN REFLEJO DE LAS CLASES SOCIALES

Por Adriana Zárate Escobar

La sociedad en la que nos encontramos inmersos en la actualidad se rige por medio de normas que se han ido estipulando a lo largo del desarrollo de la humanidad. Una de las principales, influenciada por la llamada modernidad que abarca determinadas condiciones sociales con componentes políticos, culturales, económicos (Hargreaves, 1994), se enfoca en un área de percepción y reconocimiento: la moda. Porque, en realidad, ¿queda algo que, al menos parcialmente, no sea regido por la moda? (Lipovetsky, 1990 ).

La problemática internacional que se analizará a partir de este trabajo será la apariencia; la moda como un indicador de la clase social a la que se pertenece. Se menciona como problemática internacional ya que no hay duda alguna de que en la mayoría –sino es que en todos– los países existen distintivos materiales que ayudan a clasificar a los individuos dentro de un determinado sector. La moda es el indicio perfecto para reconocer las diferencias entre una clase y otra. “Instrumento para la distinción de clase, la moda reproduce la segregación social y cultural” (Lipovetsky, 1990 , pág. 195).

La moda puede concebirse desde muchos ángulos: puede ser pensada como una industria vacía que pretende crear dinámicas consumistas, un medio de expresión homologado o individual, artístico o una condición posmoderna. Si bien es acertado decir que la moda fue creada para el cuerpo, podemos afirmar que lo fue para una sociedad determinada. “Nuestras prendas forman demasiada parte de nosotros para que la mayoría nos sintamos totalmente diferentes por su estado: es como si la tela fuera una extensión del cuerpo o incluso su espíritu” (Bell, 1976;citado en Entwistle, 2002, pág. 22).

Moda es una palabra que se sigue definiendo. Para Pholhemmus y Practor la moda es un sistema especial del vestir, el cual se ha considerado como un sistema distintivo de la provisión de prendas (Entwistle, 2002, pág. 62). Braham la observaba, no sólo como una expresión de cultura, sino también de industria; no trata sólo del consumo, sino también de la producción (Entwistle, 2002, pág. 266). Lipovetsky en cambio dirá que no es nada más que una manifestación de la existencia de rivalidades de clases, llamándola así un fenómeno de estratificación social (1990, pág. 10). La moda, indudablemente, fluctúa influenciada por la modernidad misma. El concepto de modernidad se moviliza porque parece útil como forma de indicar el inalcanzable deseo del cambio característico de la vida cultural del capitalismo industrial, el deseo de la novedad que tan bien expresa la moda.

La moda también forma parte de la experiencia moderna porque es esencial para experimentar la ciudad moderna; vestir es una técnica de supervivencia (Willson, 1985; citado en Entwistle, 2002, pág. 35). El vestido de moda es aquel que encarna la última tendencia estética; es el estándar definido como deseable, bello y popular (Entwistle, 2002). En este mundo social la identidad de una persona se percibe por medio de lo que lleva puesto; la desnudez es inapropiada y la ropa debe ser adecuada para cada ocasión. Pero vestirse implica prepararse para un mundo social determinado y verse identificado en él. La industria ha mostrado ciertos comportamientos que marcan el desarrollo de la sociedad. “La moda se dirige a todos para volvernos a poner a cada uno en su lugar” (Lipovetsky, 1990 , pág. 195).

La moda es un instrumento utilizado para esclarecer, crear o mantener la estratificación social y la diferenciación entre cada sector. Para lograr entender cómo es que ésta interviene y transgrede éstos estándares, se recurrirá al análisis de la teoría neoliberal observado en la industria de la moda para compararlo con la realidad. Más adelante se criticará esta teoría con postulados marxistas para así analizar cuáles han sido las deficiencias y fallas del neoliberalismo.

Contrastes: neoliberalismo, marxismo y realidad. Alienación del cuerpo

El principal postulado del neoliberalismo es idealizar al individuo aparte de una sociedad determinada, cuyo poder para decidir su propio destino existe sin necesidad de observar los contextos sociales en los que se desenvuelve (Tello, 2012, pág. 37). Esto quiere decir que, sin importar en dónde hayas nacido o dónde te hayas formado, el sistema te permitirá luchar para escalar y apelar por una mejor calidad de vida, siendo el trabajo y el esfuerzo los medios para lograrlo. De esto depende qué tan dispuesto este el individuo para luchar.

Si tradujéramos este principio neoliberal de libertad de decisión sobre el destino del individuo a la realidad, la industria de la moda no sería una regla, sino, más bien, sería una opción. Pero la palabra “opción” no existe desde el momento en el que se nace en una sociedad capitalista. Lo cierto es que “la moda plena es realmente hija del capitalismo” (Lipovetsky, 1990 ). Así pues, la moda va implícita en este sistema económico, al igual que las leyes establecidas dentro de una sociedad también lo están.

El poder que ejerce la clase social alta en la toma de decisión de la estética puede compararse con el término de alienación que Marx utiliza para explicar la explotación que el capitalista ejerce sobre el trabajador para obtener la plusvalía, solo que en lugar de generar recursos económicos se crean perfiles y deseos que permitirán y fomentarán la lucha de los individuos por lograr cumplir con un debido estándar o ser parte de un sector social.

Marx menciona tres razones principales por las cuales el obrero se encuentra alienado. Primero, los obreros no son dueños de los medios de producción. Segundo, los trabajadores no son propietarios del producto de su actividad. Tercero, los trabajadores no controlan la organización del proceso productivo (Roncaglia, 2006, pág. 336), no conocen ni deciden sobre el paradero de la mercancía. Habiendo mencionado lo anterior podemos resaltar que daría la impresión de que existe una alienación del cuerpo dentro de la industria de la moda, sólo que en este caso se deben traducir los bienes resultantes de los medios de producción a las tendencias que surgen que crean patrones de consumo. Los capitalistas son los encargados de decidir lo que predominará en esta área para marcar una pauta y un cierto estatus que sea observado desde abajo; algo así como la teoría de goteo hacia abajo (Stiglitz, 2012), sólo que en lugar de “tratar de distribuir los recursos” lo que hace es traspasar una predilección hacia cierta indumentaria o adorno corporal.

La alienación del cuerpo también ha comenzado a darse a partir de este deseo de cumplir las normas sociales. Para ejemplificar esto Entwistle habla de una falsa liberación del cuerpo que se piensa, se tuvo en el siglo XX a diferencia del siglo XIX. Se compara este hecho con el llamado corsé, cuyo uso implicaba una disciplina en el cuerpo de las mujeres, mientras que actualmente el vestir se ha relajado perdiendo rigidez. Sin embargo la alienación persiste ya que, aunque el cuerpo se ha liberado de la prisión física, ahora la prisión creada es la muscular, la prisión de un cuerpo perfecto que exige cumplas con nuevas normas de belleza; “mientras que el estómago de la encorsetada mujer del siglo XIX sufría la disciplina desde fuera, la mujer del siglo XX, con la dieta y ejercicio, ha disciplinado a su estómago mediante autodisciplina” (2002, pág. 36). La alienación se da desde el momento en que el individuo decide someterse a normas estrictas con el fin de alcanzar el estándar que le permitirá seguir consumiendo los mismos articulos que se le tiene permitido.

La libertad de elegir

El neoliberalismo apela por la existencia de una libre competencia en el mercado y rechaza severamente la intromisión del Estado que no sea otra más que la instauración de condiciones y precios que regulen a este mismo (Tello, 2012, pág. 38). Esa libre competencia da posibilidad a la industria de ofrecer cualquier cantidad de productos, dejando al individuo en su libertad de discernir entre ellos. El obstáculo aquí –y la falla del planteamiento– es que no todos cuentan con el mismo poder adquisitivo. El individuo será libre de comprar lo que desee, tan libre como pueda permitírselo el capital que posea.

Pero el problema no queda únicamente en la capacidad de adquirir, sino en las dimensiones alarmantes en las que se produce. La industria de la moda se ha visto regida por una forma de creación y desarrollo de productos que permiten la entrada a este mundo de opciones que el mercado ofrece. Llamamos a esta base fundamental del capitalismo obsolescencia programada, entendida como aquella necesidad que las compañías/empresas y el sistema instauran en el individuo para que esté dispuesto a adquirir productos que pueden parecer novedosos y no ser tan necesarios, los cuales se encargarán de preceder a los anteriores ya existentes. Esto es considerado “el motor secreto de la sociedad de consumo” (Dannoritzer, 2011), motor por el cual nos movemos actualmente y que nos incita a obtener productoscada vez más recientes, atractivos y mejorados.

“Un artículo que no se desgasta es una tragedia para los negocios” (Dannoritzer, 2011), es la idea que se vende entre las corporaciones para crear una producción en masas y que la sociedad la consuma sin limitaciones. Es bien sabido y casi una ley que una firma que no cree regularmente nuevos modelos pierde la fuerza de penetración en el mercado y debilita su sello de calidad en una sociedad donde la opinión espontanea de los consumidores es: lo nuevo es superior a lo viejo (Lipovetsky, 1990, pág. 180).

Dentro de esta obsolescencia programada encontramos una lógica económica, la cual “ha terminado a conciencia todo ideal de permanencia que podía existir; ahora la norma de lo efímero es la que rige la producción y el consumo de los objetos” (Lipovetsky, 1990 , pág. 180). Es importante pensar cómo este término está relacionado con el llamado fetichismo de la mercancía, término que Marx define como una tarea específica cuyos resultados se utilizan para cubrir las necesidades y deseos de otros. De esta forma “el trabajador necesita el producto del trabajo de otros para su subsistencia y para obtener medios de producción” (Roncaglia, 2006, pág. 337).

Cuando hablamos del deseo del individuo por adquirir artículos que la industria de la moda ofrece hablamos del fetichismo de la mercancía que éstos poseen. Si bien el obrero no demanda los bienes que produce –porque éste puede trabajar en un sector cualquiera, no necesariamente en el que se ofrezca el producto que cubra sus necesidades– aun así estará dispuesto a cumplir jornadas laborales excesivas en condiciones deplorables, bajo la explotación de hombre por el hombre que permite la obtención de la plusvalía por parte del dueño del capital; todo esto con tal de obtener la ganancia que les permitirá anhelar y conseguir objetos que logren satisfacer sus deseos de consumismo. De esta forma el obrero/ productor/ consumidor vuelve a ser alienado.

Es importante recalcar que sólo un sector será el que realmente se encargue de disfrutar por medio de las ganancias obtenidas –dueño del capital– mientras que el otro sector trabajará prácticamente para vivir. Dentro de esas diferencias encontramos bienes y servicios que son específicos para una clase social y que, no importa el tiempo que el obrero invierta para ganar el salario suficiente para obtenerlo, simplemente encontrará prioridades y, al pensar en ellas, la idea de los lujos partirá para seguir pensando en el día a día, cuestión preocupante para la clase del proletariado. “Los artículos de lujo no han padecido crisis alguna: revelan, entre otras cosas, la persistencia del código de la diferencia social por medio de ciertos productos” (Lipovetsky, 1990 , pág. 197).

Asignando recursos

En el neoliberalismo se espera que los recursos sean eficientemente asignados para que así pueda hacerse un uso óptimo de ellos en la economía. Si bien se sabe que los recursos son escasos, aun así el mismo sistema económico debería de encargarse de esta distribución. La distribución de los ingresos entre las clases sociales es solo una cuestión de determinación de precios en los productos que se ofrecen en el libre mercado y, en este caso, son los factores de producción (Tello, 2012).

En la realidad los recursos se asignan dependiendo a las horas laborales que empelaste en determinada tarea, aunque las cosas no son del tanto ciertas. La cuestión de la plusvalía se encuentra muy presente en el trabajo de cualquier obrero. Trabajará un cierto tiempo para cubrir las primeras horas y así pagar lo que producen, recuperando la inversión del capitalista; pero necesitan seguir trabajando las horas restantes aunque su “deuda” inicial se haya pagado y su trabajo también. Necesitan retribuir mayormente al dueño del capital, quien en sus mejores casos haría sólo eso, pero en muchos es evidente que las condiciones de trabajo son realmente deplorables.

Lo que haría que esta situación retribuyera a ambas partes de forma justa sería que se pensará en que la mercancía vendida por el trabajador es una fuerza de trabajo; el capitalista paga por ella su valor, paga lo suficiente para cubrir sus costes de producción. Importa tanto la materia prima, como el trabajo humano y los gastos que éste pueda emplear (Roncaglia, 2006). De esta forma todos ganarían lo equivalente a su trabajo.

Marx enuncia que las clases sociales son relaciones y no algo a lo que se les añaden relaciones. Las relaciones de clase son, en un principio, movimiento dentro de un modo de producción (Pérez, 2008).  Estas relaciones deberían de regirse por la necesidad de llenar los espacios de capital, revocar desigualdades y permitir a todos realmente tener el derecho y la libertad de elegir en qué campo desea fluctuar. Pero este deseo e ideal de algún día poder superar las barreras y salir del sistema puede ser demasiado peligrosos y perjudiciales tanto física como mentalmente para aquel que tiene esa esperanza.

La industria de la moda es de las industrias más agresivas en cuestión de trato a sus trabajadores. Como puede observarse en el documental “El precio de un vaquero blue jeans”, el trato que se tiene hacia el obrero –en este caso el país representado es China, pero como este existen muchos otros– y las condiciones en las que están dispuesto a trabajar para cubrir sus necesidades básicas –y no sabemos si ese tipo de trabajos permita algún lujo, pero con la era del crédito suponemos que es posible, sólo que con endeudamientos de por vida que ocasionan que la gente necesite seguir en estos trabajos- y alcanzar un cierto estándar en la sociedad son realmente mortíferas.

La falta de descanso, de servicios que debería de proporcionar la misma empresa, la exposición a elementos químicos y contaminantes que no deberían de ser inhalados y mucho menos deberían de tener contacto con la piel, la falta de un sector de salud y la forma en la que se exponen a la maquinaría y la no responsabilidad de la empresa hacia los trabajadores hacen que el precio de los jeans sea totalmente bajo, puesto que los costes anteriores no son considerados; no importan porque no existen. Así el consumidor percibe los precios como atractivos, baratos, accesibles, y compra si pensar en realidad qué existe detrás del producto que está comprando, sin imaginar la enajenación que sufrió el proletariado, pero también sin imaginar la que él mismo está sufriendo al comprar por comprar.

Por supuesto, el obrero no podrá disfrutar de los productos que produce, se encontrará en una condición de alienación nuevamente –si es que en algún momento puede salir de ella– y eso es instaurado en el sistema económico por las clases sociales.

La competencia de clases y las estrategias de distinción social son las que acompañan y sostienen la dinámica de la oferta. […] La lógica de la competencia inherente al campo de la producción por un lado, por el otro la lógica de las luchas simbólicas y las estrategias de distinción de las clases que determinan los gustos de consumo (Lipovetsky, 1990 , págs. 204-205).

Conclusiones

La moda es un arma de doble filo; puede satisfacer las necesidades estéticas de las personas, brindar un sentimiento de comodidad y confianza, puede ser un incentivo para alcanzar “mejores” condiciones, puede ser un estándar, un parámetro. Pero también puede ser una enajenación, un vicio que la sociedad fomenta para ser o no ser de una forma determinada, un medio inalcanzable para muchos, alcanzable para otros, moldeable por pocos, percibido por muchos más.

La moda está hecha para todos, para todos aquellos que son capaces de costearla. Es simplemente un medio de expresión, para aquellos que pueden alcanzar el nivel y expresarse de la forma correcta, una forma en la que el sistema pueda producirla y así pueda ser consumida. Las cadenas comerciales se encargarán de bajar la información de las grandes industrias para crear productos similares que permitan a la clase media y baja “probar” un poco de lo que las tendencias marcan en el momento preciso. Para lograr que los individuos crean o se sientan parte de un sistema de la moda en el que se vean como participes es necesario proporcionarles la información de que en algún momento de su vida los estándares serán unificados y la mayoría podrá permitirse lo que la minoría disfruta –hablando sólo y específicamente sobre las tendencias y los objetos efímeros del mercado.

La moda existe porque para el capitalismo es conveniente que exista. De esta forma podrá darse ese consumo necesario para que el sistema se alimente y se considere funcional. Esto no quiere decir que se piense en la moda como algo radicalmente bueno o malo –ya que esos términos llevan una carga moral que no es observada en este caso– sino que lo que importa aquí es observar qué es lo que sucede antes, durante y después del proceso en el que se lleva a cabo la compra desmedida de objetos que muchas veces son efímeros ya que nunca se alcanzará la punta de la moda porque ésta está en constante cambio, tanto para innovar como para hacer inalcanzable el estándar y así seguir fomentando el consumo desmedido y la enajenación.

La moda puede disfrutarse o puede ser peligrosa para la sociedad y el individuo, pero es muy claro que está hecha por un sector alto que transmite al sector bajo lo que alcancen a percibir. La versatilidad de la moda, sin lugar a duda, encuentra su lugar y su verdad última en la existencia de las rivalidades de clase, fomentadas por la misma (Lipovetsky, 1990 ).

Bibliografía

Dannoritzer, C. (Dirección). (2011). Comprar, tirar, comprar. [Película].

El precio de un vaquero blue jeans (2012). [Película].

Entwistle, J. (2002). El cuerpo y la moda. España: Paidós .

Hargreaves, A. (1994). Profesorado, cultura y postmodernidad: Cambian los tiempos, cambia el profesorado. Madrid: Morata.

Lipovetsky, G. (1990 ). El imperio de lo efímero . España: Anagrama.

Pérez, O. V. (2008). Las ideas de Marx sobre las clases sociales desde la actualidad .

Roncaglia, A. (2006). La riqueza de las ideas. España: Cometa.

Stiglitz, J. E. (2012). El precio de la desigualdad . México D.F., Taurus .

Tello, C. (2012). La revolución de los ricos. México: UNAM.

La creación de una nueva etapa histórica

Por Ana Sánchez

La Historia ha jugado un papel importante en la existencia del ser humano y del mundo en general, se pudiera decir que se encarga de estudiar y analizar los hechos del pasado y todo aquello que ha tenido relevancia en el devenir de la evolución humana. Esta ciencia versa sobre el actuar del hombre, por lo tanto, automáticamente se introduce como el punto de partida y uno de los ejes fundamentales en la construcción de la misma.

Si creemos que la historia se va construyendo por partes iguales, estamos en un error. Si a nivel sociológico no hay nada que crezca de la misma manera, mucho menos a nivel histórico. Para bien o para mal, quienes se encargan de estudiar a profundidad los acontecimientos locales, regionales y mundiales son los historiadores, digo para bien o para mal, ya que a mi punto de vista es pertinente para todo humano

Estos dos elementos coexisten simultáneamente e infinitamente, ya que ni la historia ni el espacio actúan de manera lineal. Gracias a la progresiva eliminación de obstáculos, no solo podemos ver los actores externos que influyen en el intercambio de bienes entre países, sino también podemos percibir los procesos históricos que ocurren internamente en cada uno de ellos. Lo que permite una compleja investigación de los estudios mundiales.

La globalización es irreversible y en algunos aspectos independiente de lo que hacen los gobiernos, debemos entender que aún nos falta mucho para llegar a ser un verdadero mundo globalizado, es un fenómeno que afecta a todos, pero pocos son losque saben estar a su paso. El que aún no seamos un verdadero mundo globalizado no quiere decir que estemos haciendo algo mal, o que estamos retrocediendo, sino simplemente y como ya lo había mencionado, es porque relatos vivos.

El problema de este método, es que no había un respaldo físico que avalara la certeza y veracidad de los hechos, ni siquiera la seguridad de que pudieran ser parte de un contexto importante. La segunda respuesta la relaciono con la responsabilidad de los organismos de educación

actuales. Institucionalmente todos los acontecimientos surgidos hasta la fecha deben ser expuestos, lo que no viene explicito es que esas fechas y formas de presentar la Historia están previamente planeadas estratégicamente. Pueden ser usadas ya sea para fines meramente académicos o con el fin de reforzar la identidad e ideología de una nación.

En la actualidad empieza a escucharse cada vez más el concepto de Historia moderna, ¿pero porque se le llama así? ¿Cuál es la perspectiva que se tiene de ella hoy en día? Para responder a estas preguntas, primero tengo que hacer un recuento de los sucesos que pasaron y permitieron darle esta en 1479 fueron acontecimientos importantes de la época; sin embargo, la fecha clave fue  1492, cuando se da el fin real de la Reconquista, y se toma definitivamente Granada.

Después de este periodo, con la toma de la Bastilla en 1789, el final de la época Moderna en España debe fijarse más tardíamente, en este caso con la Independencia como hecho. España se acerca de manera irreversible a los movimientos liberales que ya han estallido en toda Europa, síntoma que definirá la pos modernidad.

Para ese entonces, en la época Moderna aún se recalca un poco la religiosidad a la par de la riqueza. El aspecto religioso es donde quizá se puede percibir claramente una ruptura entre el periodo Medieval y el nuevo periodo, la escisión cristiana que provoca el Luteranismo trastoca todo el orden cristiano de la época anterior. Uno de los fenómenos más representativos en la modernidad, es el creciente proceso de urbanización, la mayoría de las personas en el Prehistoria: el Nuevo Mundo (América) y el Viejo Mundo (Eurasia y África).

En la era moderna, la polarización juega un papel importante, ¿Por qué?, porque mediante este fenómeno la población parece repartirse entre posiciones opuestas. No existe un punto medio o un lugar de encuentro entre las diversas opiniones, que parecen irreconciliables, se convierte en el subproducto de la “integración” (intento de integración, ya que si estamos hablando de personas, es muy difícil que se llegue a una integración total) de todo el planeta.

Mientras tanto en México…

Durante dos tercios del siglo XIX se vivió una inestabilidad general en México, esta se acabó con la caída y el fusilamiento de Maximiliano de Habsburgo. Tras haber vivido durante 10 años una etapa de intensa lucha democrática, para 1877 se vio interrumpida por el ascenso de Porfirio Díaz al poder, el cual implanto una dictadura que habría de durar hasta 1911. En esos años se impulsó

La forma en que nombramos las cosas es una traducción de cómo comprendemos la realidad, siempre las palabras y más aún las clasificaciones tienen un trasfondo cultural, los términos sobre todo en espacios institucionales deberían de cuidarse minuciosamente pues desde ahí se crea la cultura. Si nos referimos a los distintos niveles de ingreso como clases sociales, automáticamente lo que pensamos es en la diferencia entre pobre y rico.

La justificación de esta nueva división de clases se basó en que la sociedad es muy compleja, diversa y dónde la riqueza determina el estatus. A mi punto de vista, son muchos factores los que influyen que seas de una clase social u otra, no solo la riqueza.  Las clases sociales en México fueron divididas en1

La “clase Baja Baja”: 35% de la población del país (unos 39.3 millones de mexicanos). Ubicaron aquí a trabajadores temporales,

1 Véase la fuente de la división de clases sociales en: Pijama surf. *Sobra decir que en los tres primeros ‘niveles’ se encuentra el 80% de la población

Al terminar de leer estos estadísticos no sabía si tomarlos en serio o solo tomarlos como una nota más de periódico. Llama la atención que se hagan tantas estratificaciones y no formalicen al 100% ningún rango. Es destacable que las familias mexicanas están adaptándose y transformándose junto con su entorno, no solo siendo receptores del cambio, sino también siendo actores.

Continuando con el México, resultado de todos los procesos históricos que surgieron, hoy en día uno de los cambios más significativos que noto es que no hay confianza en nuestra nación. Hay que tener la idea de México, más allá de la patria y del territorio, también de su continuidad social, la diversidad de pensamiento de aquellos que se llaman “mexicanos”. Hay mucho de dónde sacar para afirmar que compartimos.

Comentarios

En la actualidad no pienso que sea pertinente considerar al estado moderno por encima de los individuos, casi  ignorando su existencia misma, ya que ellos son los que integran al estado y la nación.

No es azaroso que los procesos históricos hayan surgido de tal o cual manera, y en un orden determinado.  Todo está relacionado y cada hecho  repercute de alguna manera en otros  sucesos, tal vez no directamente  ni en el mismo lugar, pero sus  consecuencias impactan la existencia  de otros.

Bibliografía

Torre, A. P. (15 de Mayo de 2014). Estas son oficialmente las nuevas 6 clases sociales en México. Pijamasurf.

 

Globalización: un fenómeno influyente en el poder hegemónico

Por Ana Alicia Sánchez Blanco

Hoy es necesario reconocer que existe un ascenso general y  espontaneo de los procesos de transformación, dentro de ellos, la globalización y la hegemonía. Es necesario admitir que estos dos  fenómenos los vivimos a diario,  puede que no de una manera  directa, pero repercuten en nuestro estilo de vida y no podemos esta ajeno a ellos. Esto quiere decir que la globalización y la hegemonía  han tomado un peso importante y  necesita tener los focos de atención  sobre ellos.

La hegemonía y la globalización  permean en las Relaciones  Internacionales ya que son  fenómenos que involucran actores  internacionales y las relaciones entre ellos, se pudiera decir que la  hegemonía y la disciplina de la RI son  el producto de la globalización, la

hegemonía como un elemento que  se transforma con este fenómeno y  las Relaciones Internacionales como  un producto neto que surge con él,  estos elementos buscan explorar las posibilidades de integración a  través de las dimensiones políticas,  económicas, sociales y culturales  respectivas, destacando más la  relevancia que tienen en el ámbito  político y económico.

Hegemonía mundial

Existe una infinidad de teorías y  perspectivas que hacen referencia  a la Hegemonía. Por mencionar  algunas tenemos la Teoría de la  estabilidad Hegemónica, la Teoría  de transición de poder, la Teoría de los ciclos largos, la Teoría de la  Economía-mundo, entre otras. Las  teorías que toman relevancia en este ensayo son las dos últimas, las  cuáles nos abrirán un panorama con  una visión realista y temporal3

La hegemonía mundial en este  texto se refiere a las relaciones del  hegemón4 desarrollados5 coerción mutua, ya que no solo el país hegemón sufre cambios, sino  también los países subordinados.  De acuerdo a la Teoría de los ciclos largos, la hegemonía mundial y el  modelo de desarrollo económico  ha seguido un patrón cíclico. En  cuestiones de tiempo, la hegemonía  no es un fenómeno efímero, sino un  ciclo largo que lleva alrededor de 100 a 150 años consolidarse.

Haciendo referencia desde las  Provincias Unidas (Holanda) que  ejercieran ese papel en el siglo XVII  al XVIII.  La Teoría de la Economía-mundo  forma parte de la escuela sistémica,  básicamente es un estudio del  moderno sistema internacional a  partir de la reconstrucción de la  historia. Dado que el objeto de con el resto de los países, ejerciendo una estudio es el mundo moderno, la  teoría tiene un carácter global.

En esta teoría Wallerstein, señala los tres casos de hegemonía en la  sociedad-mundo contemporánea:  la de las Provincias Unidas (Países  Bajos-Holanda), a mediados del  siglo XVII, la de la Gran Bretaña a  mediados del siglo XIX y la de los  Estados Unidos a mediados del siglo  XX, aunque en otra parte de su vasta  obra menciona uno primero, inicial,  en el que la potencia hegemónica fue  el Imperio de los Habsburgo (1450- 1559-75), (Ramirez).

Es necesario señalar que en su  conjunto, desde el siglo XVI se va  perfilando una hegemonía mundial  de carácter europeo-occidental,  ejercida a través de algunas de las potencias de esta región a lo largo de  los siglos, hasta que en el XX, debido  a las rivalidades y debilitamiento de  las potencias europeas, ésta pasa a manos de los Estados Unidos (Ramirez).

Para que estos ciclos hegemónicos  surgieran, hubo fuertes conflictos bélicos. Es la consecuencia principal que se presenta en el ámbito de poderes hegemónicos. Por ultimo hay que destacar que Wallerstein maneja tres actores principales: el país hegemónico, el rival y el heredero de la hegemonía. 6 Globalización y hegemonía.

La globalización no sólo implica un intercambio de productos, desarrollo de comunicaciones y una economía variante sino que, vista desde el campo de estudio de las relaciones internacionales, se refiere a un momento en el que hay un poder hegemónico que transmite sus características, se desarrolla, cae y da paso a un nuevo periodo 7 (Palomo, 2013). Con esta cita se  puede afirmar que así como las  relaciones internacionales crean  nuevos paradigmas gracias a  su interdisciplinariedad, la globalización permite el surgimiento de un nuevo periodo.

La globalización de la economía  y de la sociedad engendra la  mundialización del espacio  geográfico, aportándole un nuevo significado. El espacio adquiere hoy  una importancia fundamental, pues  la naturaleza se transforma, en su totalidad, en fuerza productiva8.  Con la globalización se han producido cambios sustanciales en l estructura de la actividad económica,  con serias repercusiones en la organización del territorio. Estas transformaciones son observadas a través de los cambios en los sectores de la actividad económica y en las transformaciones espaciales (urbano regionales y también rurales)9.

Los cambios globales que han  ocurrido en los últimos treinta años, influyen en la concepción del  concepto de región y lo que ocurre en  ellas, Castells menciona que la  geografía económica mundial se  organiza en redes globales de  decisión e intercambio, cuyos puntos  de confluencia son las ciudades, es  decir, la nueva economía global se  articula territorialmente en torno a  redes de ciudades ; por lo que las  ciudades adquieren un papel aún  más importante en el nuevo contexto  mundial, constituyéndose como los  puntos articuladores del complejo  modelo jerárquico del sistema global, para lo cual deben ser capaces de afrontar la competencia mundial.

Las diferentes regiones y ciudades  experimentan la globalización de diferente manera (Goicochea).

Comentario

Esta información referente a la globalización y la hegemonía me llevo a darme cuenta de los procesos estructurales que muchas de las veces no tomamos en cuenta, pero si ponemos atención no es muy difícil captarlos. Hay que apreciar de estos fenómenos, la importancia qu adquiere el espacio después de los cambios, la organización delterritorio se modifica, adaptándose al medio de modo gradual. Puede que en plazos cortos de tiempo no se distinga, pero al momento de comparar en el tiempo, con ayuda de las herramientas geográficas nos cae el veinte que el espacio va transformándose de la mano con las transformaciones políticas y  económicas.

 

Lo que se espera… 

El futuro de la pugna hegemónica se irá decidiendo en los próximos 15-20 años, durante los primeros años de la nueva onda larga expansiva del Kondrátiev, cuando quede claroen qué país o países se están desarrollando prioritariamente las innovaciones revolucionarias en el área de la energía y las empresas  y éstas comiencen a propagarse en el conjunto de esas economías, culminando la tercera revolución tecnológica (Ramirez).

3Temporal, refiriéndose a las cuestiones de tiempo, es decir, un análisis enfatizado a la duración de tiempo de cada fenómeno.

4Clases dirigentes, grandes instituciones.  Haciendo referencia también a las clases

5 subordinadas de su país.

6 Véase en La hegemonía mundial de las potencias. Una aproximación teórica.

7Explicó Aleksandro Palomo Garrido, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Colima.

8 Ibid

9 Fragmentos de La globalización en el Perú, por Zaniel I. Novoa Goicochea

Bibliografía

Cardoso y Faletto. (1969). Dependencia y Desarrollo en América Latina. Argentina, Buenos Aires : Siglo  XXI.

Castells, M. (1999). Prólogo la red y el yo . En La Era de la información. Economia, sociedad y cultura. México : Siglo XXI  Editores .

Goicochea, Z. I. (s.f.). Centro de investigación en geografíaaplicada . Recuperado el 11 de Mayo de 2014, de Laglobalización en el Perú:  http://ciga.pucp.edu.pe/ index.php? option=com_content&task=seccion_ciga&sectionid=15&id=389

González, P., & John Saxe-Fernández. (1996). Elmundo actual: situación y alternativas. México: UNAMSiglo XXI Editores.

Gramsci, A. (1978). El concepto de  Hegemonía en Gramsci. México: Ediciones Cultura Popular.

Hobsbawm, E. J. (Abril de 2002). Pequeño mundo global. (A. Polito, Entrevistador)

Lacoste, Y.(2008). Geopolitica. La largahistoria del presente. España: Editorial Síntesis.

Palomo, A. (20 deSeptiembre de 2013). Con globalización, países hegemónicos imponen sus características propias. AFmedios.com.

Ramírez, L. S. (s.f.). Instituto de Investigaciones Económicas-UNAM. Recuperado el Mayo de 2014, de La hegemonía mundial de las potencias. Una aproximación teórica.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s